Corteva Agriscience, compañía líder en el sector agrícola en tecnología aplicada a semillas, protección de cultivos y agricultura digital, ha publicado la segunda edición del Índice Global de Seguridad Alimentaria 2019 (GFSI por sus siglas en inglés), que analiza la situación de los sistemas alimentarios de 113 países.

Desarrollado por la Unidad de Inteligencia de The Economist y respaldado por Corteva Agriscience, el informe de este año destaca la amenaza potencial que la crisis medioambiental supone para la seguridad alimentaria y cómo las inversiones y los avances en innovación alimentaria pueden ayudar a mitigar este riesgo.

Un estudio que pretende ser un marco común para comparar la seguridad alimentaria de los países de todo el mundo, a través de una herramienta de medición de seguridad alimentaria que se centra en el análisis de tres indicadores: accesibilidad, disponibilidad y calidad y seguridad de los alimentos.

Por segundo año consecutivo, España se ha mantenido en los primeros puestos, concretamente en el 12 de los 113 países analizados, como país referente en la categoría de “calidad y seguridad alimentaria”, a pesar de la incorporación de nuevos parámetros clave este año, como el coste de los alimentos, la infraestructura agrícola y los estándares en materia de nutrición. Mientras que en el ranking global nuestro país ocupa el puesto 25.

Además, España ha aumentado en medio punto su puntuación global con respecto a 2018, obteniendo más de 80 puntos sobre 100 en dos de los tres indicadores del índice: calidad y seguridad alimentaria y accesibilidad a los alimentos.

Manuel Melgarejo, presidente para España y Portugal de Corteva Agriscience, ha resaltado el papel de todos los agentes de la industria alimentaria para contribuir a la seguridad alimentaria: “El Índice Global de Seguridad Alimentaria pone de manifiesto que todos los agentes desempeñan un papel clave en la cadena de valor de los alimentos, desde los organismos públicos y los líderes de la industria hasta los agricultores, minoristas y los propios consumidores”. “En España nos encontramos en el momento de mayor seguridad alimentaria ya que tenemos uno de los sistemas normativos más exigentes del mundo”, añadió Melgarejo.

Desde el año 1999 el Departamento de Calidad y Seguridad alimentaria de FEDACOVA, colabora de una forma continua con la Conselleria de Sanidad, en el esfuerzo de fomentar la implantación del autocontrol, así desde el año 2007 nuestros técnicos, en colaboración con técnicos de cada sector empresarial y revisadas por los técnicos de la Dirección General de Salud Pública de la Conselleria de Sanitat, desarrollan Guías Sectoriales para facilitar la implantación del APPCC.

Desde la Federación seguiremos involucrados plenamente en los aspectos de seguridad y calidad de los alimentos, trabajando para que nuestras empresas garanticen en todos los casos el cumplimiento de los requisitos legales establecidos y asegurando así alimentos con el nivel de seguridad demandado tanto por el mercado como por los consumidores.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: