• Si el bloqueo se mantiene en el tiempo, se puede llegar al cese temporal de la actividad de la industria agroalimentaria
  • Desde la Federación reclaman contundencia con los piquetes que actúan de forma violenta o ilegal

La Federación Empresarial de Agroalimentación de la Comunidad Valenciana (FEDACOVA) alerta sobre las posibles consecuencias de una huelga de transporte de larga duración. Este bloqueo supone un menoscabo para la competitividad y el futuro inmediato de muchas de las empresas del sector. Y, apuntan desde FEDACOVA, si la situación se alarga en el tiempo, se puede llegar al cese temporal de la actividad de la industria agroalimentaria, ya que no se puede abastecer con regularidad a la distribución de productos básicos.

El transporte por vía terrestre es un factor esencial en la cadena de suministro agroalimentaria, tanto en la fase de aprovisionamiento de las plantas como para la distribución a los clientes finales. “La huelga está teniendo un impacto importante puesto que los transportistas prefieren no correr riesgos por la situación que hay en carreteras y polígonos”, comenta el secretario general de FEDACOVA, Sergio Barona.

Compañías de sectores como el de piensos compuestos han notificado ya problemas en el abastecimiento de las materias primas necesarias para la elaboración de piensos para alimentación animal. Como explica Barona, “este sector es indispensable ya que da de comer a los animales que hay en las granjas para proporcionar alimentos a la ciudadanía y las consecuencias de su paralización repercuten directamente en el consumidor”.

A la federación también ha llegado información de que en el puerto de Valencia comienza a haber retrasos en la llegada de los camiones cargados con materias primas.

Desde FEDACOVA se suman a la reclamación de la Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB) que pide al Gobierno coordinación y contundencia frente a los piquetes que están actuando de manera violenta e ilegal con motivo de esta huelga. Pues suponen actuaciones que generan desperfectos e impiden el normal funcionamiento de la cadena alimentaria. “Son estas actitudes las que incrementan los bloqueos que pueden comprometer el normal abastecimiento”, señala Barona.

FEDACOVA solicita a la Delegación de Gobierno un refuerzo de la vigilancia para garantizar el derecho a trabajar de los transportistas que así lo deseen y los servicios mínimos. También reclaman un canal de comunicación “rápido y eficaz en caso de ser necesario solicitar custodia para los camiones o incluso la organización de convoyes de acopio”, señala Barona.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: