/

INNOVACIÓN DE NUESTROS ASOCIADOS: Consum renueva las bandejas de horno en más de 300 supermercados con un tratamiento innovador y sostenible

28 de febrero de 2022

Categoría

FEDACOVA

Informa

A través de un recubrimiento cerámico antiadherente que mejora la eficiencia, sostenibilidad y salubridad, tanto en el uso de productos de limpieza, como en la vida útil de las bandejas y en su higienización diaria.

Consum ha invertido 550.000 euros en la aplicación de un tratamiento innovador de recubrimiento cerámico antiadherente en sus bandejas de horno y repostería para hacerlas más sostenibles, de la mano de Umbrella Technologies. Dicho proveedor es el mismo con el que trabajó la Cooperativa para aplicar el tratamiento anti-Covid a los mangos de los carros y a las cestas de compra en abril del año pasado.

Lo que hace el recubrimiento cerámico antiadherente es mejorar la eficiencia, sostenibilidad y salubridad del parque de bandejas de horno, porque permite el uso de productos de limpieza menos abrasivos y contaminantes, lo que también alarga la vida útil de dichos utensilios, así como facilita su limpieza diaria con agua y jabón a los trabajadores de la Cooperativa.

Consum ya tiene implantado estas nuevas bandejas de horno en 317 supermercados y su objetivo es extender esta mejora al 100% de su red comercial, que ronda las 470 tiendas, a lo largo de 2022.

Uno de los aspectos más importantes de la industria de panificación es el correcto mantenimiento de las bandejas y útiles de horneado, mediante la eliminación de carbonillas contaminantes. La carbonilla se produce por la fijación de residuos de los distintos productos cocinados sobre las bandejas. Estos residuos, si no se retiran de las bandejas producen un requemado ciclo tras ciclo de cocción al que se le denomina carbonilla. Esta carbonilla produce gases (humo) dentro del horno que son contaminantes y que pueden migrar a los alimentos cocinados.

Con el recubrimiento antiadherente de Umbrella Technologies, la Cooperativa soluciona este problema y logra una mayor vida de estos útiles, una mayor productividad de horneado y un menor consumo energético. Con la aplicación de este recubrimiento, se reduce los costes de mantenimiento y limpieza, además de aporta una mayor calidad del producto cocinado.